19 de septiembre de 2009

La Oreja de Van Gogh presentó en Guadalajara a Leire Martínez

Con 15 minutos de retraso sobre el horario previsto, y tras comprobar que las lluvias vespertinas daban una tregua, La Oreja de Van Gogh volvía a interpretar sus temas en Guadalajara. El grupo donostiarra regresaba a la capital arriacense con Leire Martínez, la nueva cantante que se incorporó a la banda hace dos años, cuando Amaia Montero abandonó la formación.

A pesar de este cambio, cerca de 5.000 guadalajareños –entre los que se encontraba el alcalde de la ciudad, Antonio Román- asistieron a un concierto que transcurrió sin incidentes de relevancia. Durante la cita se pudieron escuchar varios de los temas que componen “A las cinco en el Astoria”, el nuevo trabajo del grupo. Además, interpretaron canciones de anteriores discos –como “Muñeca de trapo” o “La reina del pop”- que, a pesar de que estaban caracterizados por la voz de Montero, Leire Martínez les supo dar un toque propio que gustó a los presentes.

Pero los temas que el público coreó con una mayor fuerza fueron “Inmortal” –incluido en su último LP- o “Puedes contar conmigo”, contenido en “Lo que te conté mientras te hacías la dormida”. Y como colofón final, y tras la tradicional petición de bises, La Oreja de Van Gogh deleitó con “Deseos de cosas imposibles” o “El último vals”.

La lluvia respetó

Durante el concierto sólo llovió al final, a pesar de que hasta minutos antes de la actuación estuvieran cayendo gotas. Esto condujo a algunas personas a preguntar en las taquillas que si existían posibilidades de que se suspendiera la cita, como ya ocurriese dos días antes con Carlos Baute. Al final, el agua no llegó a mayores y La Oreja de Van Gogh pudo interpretar todos sus temas.

Las temperaturas, en cambio, no eran tan altas como se esperaban. Ante esta situación, la líder de la banda recomendó a sus seguidores que cantasen y bailasen todo lo que pudiesen. Y La Oreja puso el ritmo y el compás para que esta petición se hiciera realidad. Eso si, algunos de los presentes echaron de menos al inicio de la actuación algo más de interacción entre los miembros del grupo y su público. Pero según fue avanzando el concierto, la complicidad de Leire con los asistentes fue aumentando hasta ser total al final de la cita


Fuente: guadaque.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada