1 de abril de 2009

Blog Oficial: La importancia de llamarse Haritz


Haritz, “roble” en euskera, es un nombre relativamente habitual en el País Vasco aunque poco común en el resto de España (al menos para designar a humanos). Se pronuncia como se lee en castellano, /a/, /r/, /i/, /č/, y hacerlo no debería de suponer ninguna dificultad para quien sepa leer con soltura y en voz alta, por ejemplo, la siguiente frase: “Esta noche dormiré”, puesto que incluye todos los sonidos que aparecen en el nombre en cuestión.

Con la diligencia de la araña que teje y la paciencia del molusco que aguarda la marea, hemos ido elaborando un documento que recoge las mil y una maneras de las que se han referido a Haritz. Entrevistas, saludos, prensa… cualquier medio es fértil para que una nueva joya aflore y pase a engrosar la lista que hoy os adjuntamos:

Faris, Gárlic, Hans, Ario, Listo, Jariz, Aris, Harry, Hártiz, Xabi, Adix, Alix, Alex, Artis, Járrich, Luis, Hairs, Harts, Luisito, Aristo, Harith, Naritz, Harritz, Maritz y Judith (ésta última es probablemente una de las mejores).

Sirvan pues estas palabras de sentido homenaje para los que, como nosotros, miman otras lenguas como si de la suya propia se tratase:



Fuente: laorejadevangogh.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada