20 de abril de 2009

La Oreja de Van Gogh encandila a sus fans en un gran concierto en Roquetas

La nueva vocalista del grupo, Leire Martínez que sustituye a Amaia Montero causó una gran impresión · El tema 'Jueves' dedicado a las víctimas del 11-M fue escuchado en absoluto silencio.

Cerca de 1.300 personas disfrutaron durante dos horas el sábado de un gran concierto de La Oreja de Van Gogh en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar. Había una gran expectación por ver en directo a Leire Martínez, la nueva vocalista del grupo tras la marcha de Amaia Montero. Y los fans, aprobaron con nota alta a la cantante que demostró tener muchas tablas, una potente voz y además mucho carisma.

El grupo que ha regresado ilusionado a los escenarios con su nuevo disco A las cinco en el Astoria estuvo muy simpático con el público y entregado desde el primer momento. También es cierto que sus fans pasaron todo el concierto de pie y bailando, algunos de ellos incluso abandonaron su butaca y en los pasillos del patio de butaca, pasaron la noche disfrutando y cantando las canciones del grupo.

Aunque cantaron todos los temas de su nuevo disco, hicieron también algunos temas emblemáticos del grupo como Muñeca de trapo, Cuídate, París, Rosas, 20 de enero y La Playa. Algunos de estos temas provocaron el delirio entre el público que disfrutó muchísimo de canciones que se sabían de memoria. Leire Martínez nada más comenzar el concierto aseguró que iba a ser una noche inolvidable, y realmente tenía razón.

Los doce temas que componen el nuevo álbum del grupo, compuestos por Xavi San Martín y Pablo Benegas, son historias variadas cargadas de sentimientos cuya carta de presentación es El último vals, su primer single inspirado en la película homónima del gran Martin Scorsese.

Leire Martínez hizo los temas Más, Sola, Un cuento sobre el agua y el tema Jueves, en la que la voz de Leire homenajea a las víctimas del atentado del 11-M acompañada únicamente de un piano. Este tema se escuchó en total silencio y nada más acabar el público estuvo varios minutos aplaudiendo.

También hubo lugar para letras sociales y comprometidas como en el tema Europa VII o en Cumplir un año menos, donde hacía un canto contra la violencia. Tras el concierto, el público no se movió de sus asientos y pidió al grupo que regresa a escena. Así lo hicieron cerrando una noche apoteósica cantando 20 de enero, El último Vals, con todo el público puesto en pie y acabando con La Playa.

Aunque la noche se había convertido en lluviosa, el público disfrutó mucho con el grupo y todos estuvieron encantados con Leire Martínez, que de alguna manera estuvo a un gran nivel. Un concierto memorable con un repertorio muy variado. El grupo donostiarra no defraudo a nadie. Fue una noche de buena música y mejores letras.

Fuente: elalmeria.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada