23 de octubre de 2009

El capricho


La noticia sorprendió a sus seguidores. En septiembre salía la noticia, La Oreja de Van Gogh se volvía a meter en un estudio de grabación, el motivo, reencontrarse con sus éxitos pero esta vez en la voz de Leire. División de opiniones, hubo quienes lo aplaudieron y también un hubo un sector –parece que minoritario- que no les gustó la idea. Y la pregunta no tardó en surgir. ¿Por qué ahora?

Con el resultado en la mano yo lo tengo claro. Hace dos años que Amaia abandonó el grupo, en junio de 2008 ya vio la luz un disco con todos los grandes éxitos remasterizados, en septiembre nos citaron "A las cinco en el Astoria" y un año después "Nuestra casa a la izquierda del tiempo" es el nuevo lugar de reunión. Once éxitos son los que Leire versiona, los más significativos, los que más marcaron. El single de lanzamiento fue “Cuéntame al oído”, casualmente fue de los primeros singles que pudimos escuchar en 1998 de la voz de Amaia, además, “La Playa”, “Rosas”, “Muñeca de trapo” y “Puedes contar conmigo” son algunas de las canciones elegidas para cerrar definitivamente la anterior etapa que duró más de diez años, ¿lo van a conseguir?

Para responder habrá que esperar un tiempo, ver si realmente funciona o si simplemente pasará sin pena ni gloria. De momento la respuesta de sus fans en algunos foros de Internet es positiva, quizá ayuda a que sean versiones más melódicas acompañadas de la Orquesta Sinfónica de Bratislava pero personalmente creo que no es suficiente. Se puede concebir un grupo después de Amaia, con canciones nuevas, regenerado y que siga atrayendo y vendiendo discos pero como se suele decir hasta ahí hemos llegado.

La idea de este nuevo compacto puede tener varios motivos pero me parecería injusto (y es lo que me temo) que fuese por querer borrar definitivamente la imagen de Amaia Montero del grupo. El disco empieza con “París” y termina con “Puedes contar conmigo” pero no se dejan nada en el camino, ¿o quizás si? El resultado para unos satisfactorio y para otros no tanto pero como no podía ser de otra manera también han empezado las comparaciones. La sensación es extraña ya que se escuchan en la voz de Leire lo que han sido prácticamente himnos en la historia del quinteto, no concibo “La Playa” con Leire o mejor dicho, sin Amaia y tampoco concibo la “disneyzación” (perdón por el término) de “Rosas” y que no haya desgarro en “Muñeca de trapo”. Sin embargo la versión de “El último vals” me parece muy válida aunque tampoco convence “Jueves” sin el piano de Xabi en su original. La idea no tiene porque ser mala pero si parece precipitada, los seguidores aún no han olvidado a quien fue la voz del grupo durante más de una década. Ellos lo defienden como su capricho, estupendo si es así, Leire ha demostrado que tiene una gran voz en "A las cinco en el Astoria" con canciones que no han perdido la esencia del grupo pero (si se me permite la licencia) ahora esto no era necesario. Como se suele decir para gustos existen los colores pero muy pocas versiones son capaces de superar al original.

Fuente: elconfindencialmusical.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada