20 de octubre de 2009

A la izquierda y a la derecha de Leire

La Oreja de Van Gogh adelantó un día el lanzamiento de "Nuestra casa a la izquierda del tiempo" en Donostia y convirtió la planta baja de Fnac en lugar de encuentro para amigos y fans.


EL grupo donostiarra La Oreja de Van Gogh hizo ayer un guiño a su ciudad natal al adelantar la publicación de su nuevo álbum un día respecto al resto del Estado. El adelanto, además, iba acompañado de un acto concebido para acercarse a su público: la firma del disco en la planta baja de Fnac. A las 19.00 horas, había una veintena de personas, bien informadas, que esperaban la rúbrica en Nuestra casa a la izquierda del tiempo, que contiene once de sus temas más conocidos grabados ahora con la Orquesta Sinfónica de Bratislava. Una forma, también, de vincular la voz de Leire Martínez, la nueva vocalista, con las canciones que popularizó la primera cantante de la banda, la irundarra Amaia Montero.

Precisamente, Leire fue la principal atracción de la cita, que empezó con un cuarto de hora de retraso sobre el horario previsto. Poco a poco, aumentó la longitud de la fila, a medida que pasaban los minutos y el boca a boca permitía identificar la razón del revuelo en la planta baja de Fnac.

Finalmente, en un ambiente muy familiar, un centenar de personas, entre las que figuraban madres, novias y amigos de los cinco músicos, se sacaron fotos y se llevaron a casa un ejemplar del último disco de LODVG, en edición limitada o convencional.

Sara y sus amigas eran las primeras de la fila. Emocionadas -"les habíamos visto alguna vez en concierto, pero nunca en persona"- se decantaron desde el principio: "Leire es muy, muy maja".

Al grupo de adolescentes donostiarras les seguía un cazaautógrafos habitual, que enseñaba a quien quisiera comprobarlo una fotografía anterior con la banda donostiarra y la firma del último Premio Donostia, el actor británico Ian McKellen.

Todos -más jóvenes al principio, un público familiar al final- percibieron la cercanía de los integrantes de la banda, especialmente la de la vocalista, muy habladora y sonriente. Mientras firmaban discos, sonaron las canciones grabadas con la Orquesta Sinfónica de Bratislava: El último vals, París, La playa, Cuéntame al oído -el primer single-, Jueves, Rosas, Deseos de cosas imposibles, Soledad, Muñeca de trapo, 20 de enero y Puedes contar conmigo.

El álbum producido por Nigel Walker quiere continuar la senda de Dile al sol (1998), El viaje de Copperpot (2000), Lo que te conté mientras te hacías la dormida (2003), Guapa (2006), que después tuvo continuación ampliada en Más guapa, y A las cinco en el Astoria (2008). Entre los seis han vendido más de seis millones de discos. Con Nuestra casa a la izquierda del tiempo suman un nuevo intento de cumplir lo que encierra el verso de Lorca inspirador del título del nuevo disco: "Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo".

Fuente: noticiasdegipuzkoa.com || Puedes ver más fotos pinchando aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada