6 de febrero de 2009

Ecos de Bilbao - Haritz en un acto social

Por número de parejas inscriptas. Por montaje. Por atención. Por despliegue. Por amor al pádel. Por todo esto y mucho más es considerado como uno de los mejores torneos de Pádel a nivel mundial. Y los Internacionales de Euskadi tienen nombre propio: Julio Alegría. El hombre que apostó desde siempre por este deporte, desde que lo descubrió en Marbella a fines de los años 70. A partir de ese momento jugó, dirigió y organizó cientos de torneos a nivel internacional, además de ejercer la vicepresidencia de la Asociación Española de Pádel y ser el primer presidente de la Federación Internacional de Pádel en 1988.

Al hombre del bigote pronunciado, pequeño en estatura pero muy grande de corazón, a don Julio Alegría, muchas gracias por seguir organizando año a año, a pesar de crisis y tormentas, la más antigua de todas las pruebas del pádel mundial.
Este año, además del apoyo familiar y en particular de su hija Alejandra, contó con la colaboración de todo el equipo de MSG Eventos, encabezado por Nacho Saracho, Javier “Schuster” Ron y el gran director del torneo Alfonso “Pipi” Ron. Solo faltó a la cita Luis Nieto, que prefirió quedarse con los torneos locales de Nueva Alcántara. Una vez más, prueba superada muchachos.

Junto a los discapacitados

Desde siempre, Julio Alegría quiso que en su “fiesta del pádel” participaran todos. Por eso un año más organizó un clinic para niños y mayores con discapacidades físicas e intelectuales, actividad que se desarrolló en colaboración con la Fundación Síndrome de Down del País Vasco y la Federación de Deporte Adaptado de Bizkaia. Fernando Belasteguin y Gaby Reca fueron los encargados de impartir las clases junto a Javi Mérida que viajó desde Marbella para disfrutar de esta gran cita.
Lucía Aristegui, Claudia Aguinaga, Joanes Uriarte, Jesús de las Heras, Urri Urrutia, Roberto de la Iglesia, Sergio Rioja e Illari, fueron algunos de los chicos que demostraron sus habilidades con la pala. A todos ellos enhorabuena por el rato agradable que nos han hecho pasar.

Un local ganó el Pro Am

Oscar Vales, ex jugador del Athletic de Bilbao, se proclamó campeón del torneo Pro Am, en compañía de Matías Díaz. Una pareja que no estaba en las quinielas y que se podría decir dio la gran sorpresa eliminando en semifinales a Juan Martín Díaz y el polifacético presentador de Televisión Española, Jesús Alvarez, que con la pala demostró mejores habilidades que cuando participó en el programa “Mira quien baila”. Jesús, que es broma, lástima no tenemos las imágenes de tu exhibición para enviarlas a Teledeporte.
Vales y Matías vencieron en la final a todo un fanático del pádel como Haritz Garde, integrante de La Oreja de Van Gogh, y Seba Nerone.

Taichi en plena pista

Tras la disputa de las primeras rondas en el espectacular club Jolaseta en Getxo, el viernes se iniciaban las fases finales del torneo en el pabellón La Casilla, en pleno corazón de Bilbao. El jueves concluyó el montaje de la pista y la decoración, dejando para el viernes los pequeños detalles. El problema surgió cuando al llegar el viernes al pabellón nos encontramos con una clase de Taichi, que se extendió hasta las 15 horas y se desarrolló en plena pista. Se trataba de un Master Class para profesores dictado nada más y nada menos que por la maestra Wan Yan, como la “Roby Gattiker” del Taichi. La actividad continuó el sábado –por suerte en una plaza, sino suspendíamos las semifinales-, donde la misma profesora explicó la ciencia curativa Qi Gong y terminó con un concierto de música china del grupo Gong Linna.

Las frases originales

Nos queda muchísimo para contarles de nuestra semana en Bilbao, como por ejemplo la maravilla de hotel en el que nos hospedamos –Gran Hotel Domine- del cual brindaremos más detalles en otra noticia. Para terminar les dejamos dos frases originales que escuchamos durante el torneo. “Es tuyo el tornillo Miguelito…”, le preguntó Julio Alegría a Miguel Lamperti cuando en plena disputa de la semifinal saltó un tornillo de la pista. La otra frase es aún mejor. Se jugaba la final y un niño no paraba de llorar en la tribuna. Bela se aprestaba a sacar y Seba mandó a parar el partido, se acercó hasta la puerta, miró al niño y le dijo: “nene, no es para tanto, el partido no es tan malo”.

Fuente: ppadel.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada