14 de marzo de 2009

El Pregó abre hoy en Castellón las fiestas de la Magdalena

Diecinueve gaiatas, 180.000 bombillas, 200.000 cintas verdes, 28.000 cañas, ocho mascletàs, ocho conciertos, ocho festejos taurinos, 41 calles cortadas y cerca de 7.000 plazas de aparcamiento alternativo. Castellón está ya preparado para el inicio de sus fiestas fundacionales, las fiestas de la Magdalena, que comenzarán hoy y se prolongarán a lo largo de nueve días. La mascletà que la pirotécnica de Altura disparará a las 12 será el pistoletazo de salida a unas fiestas que, como ocurre anualmente, toman la calle. La buena previsión meteorológica vaticina que cada uno de los actos programados desbordará la participación lograda en ediciones anteriores. Esta tarde, el pregón anunciador de las fiestas, un desfile que mezcla mitología y tradición, será la llamada definitiva a una semana festera que tiene mañana, en la romería la ermita de la Magdalena, su acto principal. Con una afluencia aproximada de 100.000 personas, la Guardia Civil regulará cortes en la carretera Nacional 340 para facilitar el paso de los romeros.

Miquel Erentxun y La Oreja de Van Gogh son dos de los conciertos más esperados, aunque entre los actos nocturnos, es el correfocs que bajo el nombre de Nit màgica, realiza la compañía Xarxa Teatre, uno de los más celebrados. En el aspecto taurino, el diestro José Tomás ha acaparado la atención de los aficionados.

La crisis ha disminuido la aportación de los patrocinadores para varios actos oficiales. Sin embargo, así como otros años ha habido sectores de la ciudad que no han presentado gaiata, este año, los 19 barrios en los que está festeramente dividida la ciudad han elaborado su "esclat de llum, sense foc ni fum", que pasearán, por primera vez, mañana por la noche, a la vuelta de la romería. La Unión de Consumidores de Castellón ha advertido ya de las precauciones a tomar con el uso de productos pirotécnicos.

En cualquier caso, las fiestas comienzan ya con la polémica servida por el presidente de la Junta de Fiestas, Jesús López, quien el jueves aprovechó un acto entre festivo y político para ensalzar las bondades tanto del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, como del alcalde de Castellón, Alberto Fabra. Sus palabras han provocado el rechazo de la oposición por lo que consideran una "politización de la fiesta".

Fuente: elpais.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada