2 de marzo de 2009

La Oreja de Van Gogh, seductores en el Kursaal

Suerte echada: La (nueva) Oreja de Van Gogh se mostró ante un público con expectante entusiasmo por el estreno de la cantante Leire Martínez, sustituta de Amaia Montero.

La crisis, más que de crecimiento, ha sido de autoafirmación y continuismo (dicen haberse quitado años). Las canciones de A las cinco en el Astoria caben en cualquier obra anterior. Y la bonita voz de Leire recuerda a Amaia (odiosa comparación...). LOVG apenas sí se ha movido de Irun a Errenteria.

El quinteto puso en acción, con desbordante reacción de su audiencia, la nueva vuelta de tuerca de su eficaz máquina pop. Canciones de estructura bien conocida, mayormente en forma de himnos melódicos. De rítmica correctamente convencional y adornos de riffs de guitarra o culebreos a los teclados, no por perfectamente ejecutados menos previsibles. Sin sorpresas. Para deleite de sus fieles y mayor distanciamiento de sus críticos.

La bomba pop explotó con novedades: Más, Sola, La visita, Un cuento sobre el agua y composiciones anteriores: Muñeca de trapo, Cuídate, Desde el puerto. Más estrenos: Palabras para Paula, Cumplir un año menos, Europa VII, La primera versión, y nostalgias anteriores: París, Tantas cosas que contar, Rosas.

Un capítulo acústico minimal con Deseos de cosas imposibles y Jueves, referido a los atentados del 11-M, y la parte central acabó con Pop, Inmortal, Puedes contar conmigo. No era el final, pero brotó un unánime «beste bat» y la continuación se tituló 20 de Enero, El último vals y La playa. Con El 28 (primera canción grabada), de propina.

La afición demostró saberse las nuevas, aunque el entusiasmo mayor se lo llevaran las viejas. El nombre de la novel vocalista fue coreado al final y antes el de Xabi San Martín, tras un adorno al theremin. Desamores, alejamientos, mares, besos o referencias al calendario siguen poblando el planeta Oreja.

Un fértil terreno de canciones que enganchan hasta a los niños; perdura sobre todo en los LOVG su notable capacidad de seducción.

Fuente: diariovasco.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada